blog : tanteos y ejercicios visuales y sonoros

el vicio de dibujar

Dibujar es una acción que se puede realizar entendiéndola como un oficio o, como un vicio que algunos individuos, cada vez menos, tienen.

¿Porque vicio?

Porque hay un modo de dibujar obsesivo y desinteresado, que hace que el dibujante no pueda estar mucho tiempo seguido sin dibujar, pues si lo hace se siente mal, pudiendo llegar a perder el ánimo, incluso enfermar. 

Si no dibuja sufre un síndrome de abstinencia, una especie de mono, un desinterés por lo que le rodea que le puede conducir a un estado de depresión.

Es mas, este vicio que puede suponer el dibujar, hace que muchos posibles planes dejen de interesar al que dibuja, si debido a estos, ha de interrumpir su incansable necesidad de realizar esta actividad. 

Esto ocurre pues la acción sorprendente en que consiste este modo espontáneo de dibujar, sitúa a aquel que la realiza, en un lugar distante del mundo en el que se encuentra físicamente, y en un estado progresivo de abandono de la percepción del tiempo, que hace sentir al que dibuja la total perdida de este, ya que la duración de su actuar se puede dilatar hasta el agotamiento.

Dibujar así da sentido a la vida del dibujante y le permite construir un mundo intermedio ubicado entre la realidad y la imaginación.  Situarse sobre un puente entre lo posible y lo imposible, entre lo que tiene lugar y lo que no. 

Dibujar desde este modo de hacerlo, supone una dependencia vital de habitar constantemente ese sin lugar como el que producen determinadas sustancias o drogas.

Dibujo realizado en julio de 2008
Dibujo realizado en julio de 2008
Leer más 14 comentarios